OSTEOPOROSIS

Posted by admin on abril 7th, 2012

EL SOL Y LA OSTEOPOROSIS
Quince minutos diarios son suficientes para que el sol estimule la producción de vitamina D, clave para la absorción del calcio, sobre todo en las mujeres que ya pasaron los 60 años.
Con la llegada de la menopausia, las mujeres tienen más posibilidades de padecer osteoporosis, una enfermedad que se caracteriza por una disminución ósea progresiva, que torna a los huesos más débiles y propensos a fracturas. Hoy en día, una de cada tres mujeres mayores de 60 años sufre esta afección. Además, muchas presentan déficit de vitamina D.

Esta patología puede afectar a cualquier hueso del cuerpo, pero es más común que se manifieste en los de la cadera, muñeca y columna vertebral. Lo más triste de esta enfermedad es que las mujeres no saben que la padecen hasta que se fracturan o una pieza ósea.

La osteoporosis aparece en el cuerpo femenino cuando asoma la menopausia, que se caracteriza por la disminución de los estrógenos, encargados de proteger los huesos. A esta situación, se suma el déficit de vitamina D, lo que impide la absorción adecuada de calcio.

Esta vitamina, que es soluble en grasa, se encuentra en los productos lácteos como queso, mantequilla, margarina, crema y leche; también está presente en el pescado, las ostras y la yema de huevo. A nivel intestinal, la vitamina D facilita la absorción del calcio. El cuerpo asimila sólo entre el 20 y 40 por ciento del mineral, de allí la importancia de mantener una alimentación normal mixta y no realizar dietas desequilibradas.

En un adulto sano, una exposición solar diaria de quince minutos es lo óptimo para mantener un buen nivel de vitamina D. Sin embargo, muchas mujeres posmenopáusicas evitan exponerse al sol (por motivos de salud o de belleza), lo que también limita la producción de esta vitamina.

Vitamina D en baja

Un estudio epidemiológico internacional, publicado en la revista Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, también da cuenta de esta situación en el mundo.

La investigación incluyó a 1.285 mujeres con osteoporosis, de una edad promedio de 68 años. Se realizó en 18 países de Europa, Medio Oriente, Asia, Latinoamérica y cuenca del Pacífico.

Uno de los resultados más significativos del trabajo fue que un 59 por ciento de las mujeres tenían niveles inadecuados de vitamina D. La prevalencia en la deficiencia de ésta fue alta en todas las regiones estudiadas, oscilando desde 51% en América Latina hasta 82 por ciento en Medio Oriente.

El estudio, que es uno de los más grandes realizado recientemente, demuestra que la prevalencia de niveles inadecuados de vitamina D existe independientemente de la ubicación geográfica.

En esta sintonía, se realizó otro estudio este año sobre el mismo tema y los resultados no variaron. Participaron 1.536 mujeres posmenopáusicas norteamericanas que recibían tratamiento para la osteoporosis. El estudio mostró que 52% tenían niveles inadecuados de vitamina D y la deficiencia fue similar en todas las latitudes de EEUU.

Be Sociable, Share!

Sin artículos relacionados.

Comments are closed.